Rendimiento escolar y reloj biológico

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Berkeley analizó el comportamiento de 15.000 universitarios mientras se conectaban a los sistemas informáticos estudiantiles. Al comparar las horas de actividad con el desempeño académico, los investigadores encontraron evidencias de que el ritmo circadiano tiene un impacto decisivo en el rendimiento de los estudiantes.

El estudio encontró que la mayoría de los estudiantes sufren el efecto del “jet lag social”, una condición donde nuestros tiempos de máxima atención y alerta están en fuera de sincronía con nuestra rutina. Los tipos de estudiantes más vulnerables son aquellos con patrones de “noctámbulos”, ya que son incapaces de rendir eficientemente durante el día. Del mismo modo, aquellos calificados como “pájaros madrugadores” pueden sufrir al tomar clases al final de la tarde. Sin importar en qué categoría nos encontremos, el estudio ha demostrado que la mayoría está fuera de sincronía con los horarios de clase.

Además, en lugar de sugerir recetas mágicas como “ir a dormir más temprano”, el estudio recomienda trabajar en individualizar la educación, para sacarle provecho a la hora del día en la que el estudiante pueda poner más atención.

Leer más

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: