Hábitos

Desde IS-WELL queremos desarrollar personas que encuentren éxito y satisfacción a la hora de cuidarse. Para ello, trabajamos la promoción de hábitos de vida saludables a través de la incorporación de aquellas variables que consiguen impulsarnos y mantenernos constantes cuando decidimos tomar parte activa en nuestro propio bienestar. ¿A qué nos referimos?:

CONOCIMIENTO: necesitamos tener información para saber qué tipo de actividad física me conviene, qué alimentación me ayuda en mi caso concreto, cómo debo descansar adecuadamente para tener energía cada día o cómo puedo aprender de las situaciones que me estresan para saber cómo afrontarlas con paz y tranquilidad.

HABILIDAD: tenemos que saber cómo poner en marcha y mantener esas rutinas, con qué recursos cuentas (tanto a nivel personal como social), qué destrezas te ayudarán a mantenerlas en el tiempo, etc.

EMOCIÓN: sí, emoción. Nos referimos al «motor» que nos impulsa y nos mantiene decididos para mantenernos sanos. Es un elemento clave en nuestro modelo de trabajo y está basado en técnicas motivacionales.

 

 

 SI QUIERES TENER INFORMACIÓN MÁS CIENTÍFICA DE NUESTRO MODELO, continúa leyendo¡

Definimos un hábito como una práctica que repetimos en el tiempo de modo sistemático. No nacemos con hábitos, sino que los vamos adquiriendo conforme nuestra experiencia. Algunos ejemplos pueden ser cuando nos lavamos los dientes antes de acostarnos, cuando cogemos el ascensor de casa o cuando encendemos un cigarrillo nada más salir del trabajo. La sensación que tenemos cuando realizamos esas conductas es que no tenemos que “recapacitar” sobre ellas. Estamos en “modo automático”. No tenemos que pensar qué acción va primero, qué elementos tenemos que usar, cuanto tiempo tardamos en su ejecución…. Es más, podemos a veces estar realizando esas conductas a la vez que hacemos otras. ¿Por qué ocurre eso? Es un simple pero a la vez complejo “sistema de ahorro” que tiene nuestro cerebro para dejarnos más “espacio, energía y recursos libres” para así poder atender otras conductas que requieran de una atención consciente.

Ahora bien ¿cómo influye esto a la hora de intentar modificar alguno de esos hábitos o cuando queremos adquirir uno nuevo?. Suele ser algo costoso y complicado pero no imposible ¿Por qué? Gracias a la neuroplasticidad de nuestro cerebro, que permite modificar sus estructuras y las funciones del mismo.

Desde un punto de vista científico, las neuronas que se activan ante un hábito, que es repetitivo, se “encienden” a la vez que las que se activan con las de la respuesta “automática” ante ese hecho, lo cual hará que las células nerviosas de ambos grupos de neuronas se conecten cada vez más y más, entre sí. Es decir, que cuantas más veces repitamos un comportamiento, más facilidad iremos teniendo en su puesta en marcha y ejecución, hasta tal punto que pasará a formar parte de nuestros hábitos rutinarios. De ahí que siempre hayamos escuchado la necesidad de repetir un comportamiento 21 veces para que acabe formando parte de nuestra rutina. Podríamos entonces concluir que si somos disciplinados y repetimos, repetimos y repetimos….acabaremos consiguiendo lo que queremos.

¿O no?. En muchas ocasiones, nuestra propia experiencia demuestra lo contrario. ¿Qué es lo que nos puede estar pasando entonces?  Se ha demostrado que las emociones juegan un papel fundamental en el aprendizaje. Son las experiencias que nos generan impacto emocional (bien sea en positivo o e negativo) las que acaban dejándonos una “huella”. Y esa huella es real, ya que modifican también las conexiones sinápticas de ciertas zonas cerebrales. Por ello, en ocasiones, por más que nos intenten convencer con datos reales sobre los beneficios que tiene el ejercicio físico en nuestra salud (por ejemplo), éste mensaje no acaba de “calar” en nuestras vidas si no va acompañado de un impacto emocional.

Es por ello que en IS-WELL trabajamos la modificación o el desarrollo de nuevos hábitos desde una perspectiva multidimensional, con técnicas especializadas en cada uno de esos ámbitos. La experiencia de los propios participantes que ya han seguido nuestras pautas nos confirma la eficacia de las mismas!

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *